¿Cuales son las habilidades blandas que buscan los reclutadores?

La experiencia ya no es lo único que importa. Las habilidades y competencias más valoradas son una combinación de conocimientos adquiridos y experiencias, sumado a la personalidad y actitud de cada individuo. Hoy en día los empleadores se interesan no sólo en los conocimientos técnicos o “habilidades duras”, sino también en lo que se conoce como las “habilidades blandas”, es decir, la capacidad para resolver problemas o la creatividad para hacerlo.

Líder Potencial Instalado - Pruebas Psicotécnicas Personalizadas Psigma Corp

Cuando un trabajador busca conseguir un empleo, por lo general, elabora un CV en el que resaltar sus principales cualidades. Dicho documento busca transmitir su perfil profesional, compuesto por su formación académica, experiencias laborales previas, conocimientos prácticos y relaciones profesionales.

En la elaboración de dicho documento se incluyen dos tipos de habilidades: las duras o hard y las blandas o soft. Es decir, las que pueden estudiarse y aprenderse dentro de un aula; y aquellas que se adquieren con la experiencia, y pueden ser desarrolladas únicamente por seres humanos, como la creatividad o la empatía.

Cada año, las empresas establecen de forma directa o indirecta lo que esperan encontrar en sus futuros empleados. Por lo que conocer estas demandas de antemano puede ayudar a los trabajadores a lograr un mejor acceso al empleo

Las habilidades y competencias más valoradas

¿Qué son las habilidades blandas?

Sabemos que los jóvenes tienen poca o nula experiencia laboral por razones obvias. Para poder ampliarla y conseguir éxito profesional, los recién graduados deben saber que existen cualidades en una persona que son vitales para conseguir un trabajo.

Aprender una serie de habilidades tales como la dedicación al trabajo, las ganas de aprender o el entusiasmo son de las cualidades más importantes que buscan los reclutadores. Estas son las llamadas habilidades blandas, es decir, las habilidades personales que tienen que ver con la forma de ser de cada individuo, su experiencia y, principalmente, su actitud.

A continuación te mostraremos las habilidades y competencias más valoradas por los empleadores:

1.

Flexibilidad/adaptabilidad

Poder adaptarse a los cambios rápidamente, ser multitarea y saber trabajar en equipo son aptitudes sustanciales para los reclutadores.

Siempre es positivo que una persona sepa adaptarse a diferentes situaciones o puestos de trabajo, esto lo podés reflejar en tu currículum, por ejemplo, poniendo conocimientos de idiomas, añadiendo una experiencia o situaciones en las que tuviste que organizar diversos compromisos. La adaptabilidad también se relaciona con la habilidad de gestionar bien el tiempo y de adaptarse a grupos de trabajo.

6.

Actitud positiva

Es una aptitud muy valorada por los reclutadores. No todos tienen una actitud positiva frente a los objetivos de la empresa y los desafíos que se puedan presentar. Hoy en día se requiere a las personas que sean entusiastas, flexibles y positivas. Por ejemplo, evitá críticas de tu trabajo anterior, enfocate en lo bueno de tu ex trabajo y en las buenas experiencias que tuviste.

Además es fundamental demostrar iniciativa y ganas de emprender nuevos proyectos o colaborar en otros. Los empleadores eligen a aquellos trabajadores que demuestran deseos de aprender y trabajar.

5.

Relaciones interpersonales

Tu objetivo es convencer a los empleadores que sos lo que ellos necesitan: sos confiable, dedicado y trabajador. Considerá las habilidades interpersonales que ellos valorarán para el puesto de trabajo en el que te estas postulando; y si querés, hacé una lista.

Un empleado con buena actitud frente a sus compañeros y superiores, que sepa trabajar en equipo sin problemas, es el trabajador ideal para cualquier empresa.

4.

Creatividad

La creatividad soluciona problemas. Innovar, intuir, imaginar, los empleadores reclutan personas con ideas frescas, nuevas, que les ayuden a expandir sus negocios.

3.

Capacidad para resolver problemas

La capacidad de liderazgo te será útil tanto en el trabajo como en la vida en general. Es necesario que sepas evaluar, resolver situaciones y decidir cuál es la más apropiada.

Las personas líderes comprenden las metas y objetivos de la compañía, por lo que saben cómo motivar e inspirar a sus compañeros, a su vez, la capacidad para resolver problemas reconoce las consecuencias a largo plazo y asume su responsabilidad personal sobre ellas.

No tenés que tener un gran puesto para mostrar habilidades de líder, los nuevos empleados o las personas con pocas responsabilidades también pueden tener habilidades para mejorar un producto o un proceso.

2.

Habilidades comunicativas

Hoy en día se buscan personas capaces de escuchar, observar, comprender y relacionar ideas con eficacia para ser capaces de diseñar estrategias para el trabajo en equipo, es decir, personas con grandes habilidades comunicativas.

Esto se debe mostrar con un currículum claro y conciso. Incluí cualquier experiencia en la que hayas tenido que hablar en público o haber redactado proyectos. Es sumamente positivo que sepas comunicarte por escrito y verbalmente.

10.

Experencia en la web

Si tenés experiencia en la comunidad web ya sea con un blog o manejando las redes sociales es algo que te puede ser muy útil cuando busques trabajo. Las empresas valoran a los empleados que sepan navegar las nuevas tecnologías.

9.

Resultados, cifras y reconocimientos

Ya no vale tanto como antes las experiencias y responsabilidades pasadas. Quieren saber que has logrado en el presente: en tu curriculum usá tiempos en pasado: “desarrollé”, “inicié”, “aumenté”. Por otro lado, tenés que estar preparado para hablar con ellos, evitá las afirmaciones vagas. Deciles números, cifras concretas y, si los tenés, contales tus premios o reconocimientos, demostrá confianza y seguridad en lo que decís.

En el caso de que no tengas experiencias ni reconocimientos en tu área podés incluir tus logros en el mundo académico o en tu vida personal. Por ejemplo, si lograste algo en tu antiguo trabajo, si alguna vez te eligieron “mejor compañero”, si lideraste algún grupo en la universidad, todo sirve.

8.

Honestidad e integridad

Hacer lo correcto incluso cuando otros no lo hacen. Los reclutadores buscan candidatos que sean honestos.

7.

Confianza

Para muchas empresas este es el principal atributo: la confianza en sí mismo, estar seguro de tus capacidades y conocimientos.

12.

Hobbies

Este es uno de los cambios más radicales en los empleadores. Hoy en día les interesa –y es bastante lógico- saber qué hacés en tu tiempo libre. Cuando les cuentes, demostrá dedicación, pasión y compromiso con lo que hacés. Podés destacar que tus hobbies denotan aspectos positivos de tu personalidad, por ejemplo, pasión. No tiene sentido nombrar una actividad que no significa nada para vos.

11.

Potencial del Crecimiento

Demostrá tus ganas por ir más allá de lo que ellos buscan, de sus expectativas, más allá de lo que escribiste en tu currículum. Resaltá situaciones en las que hayas tenido que salir de tu área. Si lográs comunicar esto, vas a encontrar personas dispuestas a fomentar tu éxito. Demostrá tu sentido de pertenencia hacia la empresa y tus ganas de crecer en la misma.