Lunes, 30 Enero 2017 16:57

¿Ya sabes cuál es tu Talento Natural? Reinvéntate, transfórmate, rompe tus límites...

Valora este artículo
(0 votos)
Es común que las personas crean que para alcanzar la felicidad es necesaria una vida de trabajo duro y logros profesionales; pero la verdad resulta ser mucho más sencilla:

Primero hay que aprender a conocerse a sí mismo para emprender un camino hacia una vida exitosa o por lo menos gratificante. No es extraño observar que las personas felices son capaces de tener un trabajo y/o profesión la cual disfrutan y desarrollan con facilidad, sin importar su nivel de educación.

No obstante enfrentamos una realidad donde muchas personas tienen sueños pero pocas son las que asumen el reto de construirlos, dejando de lado en numerosas ocasiones, la posibilidad de vivir y transformarse en lo que realmente quieren ser, desconociendo que la clave para transformar su vida está en identificar y potenciar un elemento con el que todos contamos, el cual nos hace únicos y ser lo que somos, es decir, nuestro Talento Natural.
    ¿Qué es Talento Natural?.

    Nuestro Talento Natural puede ser bastante evidente para cada uno de nosotros, ya que es ese conjunto de patrones mentales, emocionales y comportamentales que se manifiestan en nosotros día a día, en pocas palabras, lo que define quiénes somos a diario y hemos sido toda la vida. Es vital entender que la clave de nuestro potencial está en identificar lo que somos en esencia y nos gusta hacer con naturalidad, ya que ese conjunto de patrones, dependiendo de las oportunidades que encontremos en nuestro ambiente, es lo que nos permite desarrollar habilidades y/o fortalezas que nos facilitan destacarnos del resto de personas y alcanzar un desempeño superior en ciertos ambientes.


    “El éxito personal no es un misterio, todo está en la ciencia detrás de ese elemento que nos acompaña a diario: el talento natural”.


    Un error evidente que cometen muchas personas es centrar sus esfuerzos en sus debilidades, ignorando que la clave para alcanzar su máximo potencial está en trabajar precisamente aquellas habilidades naturales que nos han acompañado durante toda la vida, es decir, nuestro talento natural; un elemento esencial que nos permite reinventarnos y construir de manera real nuestros sueños. No obstante no se trata sólo de talento, nuestro éxito depende también de la respuesta emocional que tengamos en el ambiente, ya que cambiar implica acción y actuar parte del hecho de tomar decisiones; si se quiere crecer y diferenciarse, no se puede tener un plan en un futuro inalcanzable, es necesario enfocarse, la verdad es que los resultados se logran cada día y a cada instante. Sería interesante saber hoy cuántas personas están haciendo algo por defender lo que son por naturaleza (talento natural) y cuántas están asumiendo un rol donde nunca van a diferenciarse porque tienen un desempeño promedio; esta es la diferencia básica entre hacer lo que nos apasiona y en lo que realmente somos buenos en comparación con asumir una labor por obligación, sencillamente porque fue lo que nos enseñaron.


    Empresas y empleados; una relación de talento natural.

    Cuando hablamos de talento natural, implica adentrarnos en conceptos como competencias, habilidades cognitivas, intereses ocupacionales, personalidad y valores; factores que al final del día definen lo que una persona es y lo que es capaz de hacer, ya que esa es su naturaleza. Toda persona debería estar en la capacidad de enfocarse en lo que le apasiona ser y hacer, facilitando su crecimiento personal y el de su entorno, eligiendo un empleo donde realmente pueda usar su potencial y disfrute hacerlo; sin mencionar al mismo tiempo que toda empresa que quiera ser competitiva hoy en día en el mercado debe garantizar la identificación del talento natural de su gente, de tal modo que pueda establecer una relación de crecimiento mutuo, donde cada persona logre desarrollarse integralmente como ser y profesional, contribuyendo al mismo tiempo al cumplimiento de los objetivos de la compañía y su crecimiento esperado.

    “Una gran empresa es aquella que conoce el potencial de su gente y es capaz de llevarlo a un desempeño superior, ubicando estratégicamente a cada persona para lograr el mayor impacto tanto para su desarrollo profesional como para el de la compañía; pero al mismo tiempo una gran persona es aquella que asegura su crecimiento propio y el de los demás bajo la simple dinámica de la naturaleza humana”



    La cuestión de todo esto es… ¿cuál es tu talento natural?, ¿cómo lo estás aplicando hoy?, ¿a dónde me puede llevar potenciarlo? y ¿cuál es el objetivo de aplicarlo? Decidir aplicar nuestro talento natural es fundamental, muchas veces podemos mantenernos en una zona de confort sin tener ganancia alguna, sólo por evitar riesgos que al final como mínimo garantizan la satisfacción de defender lo que somos y hacemos.

    “Es tu decisión hoy descubrir la felicidad detrás de la ciencia del talento natural”

Visto 1405 veces
Ocultar (X)

Suscríbete a nuestro Blog