Suscríbete, ingresa tu email:
Lunes, 30 Enero 2017 20:33

Tipos de malos jefes... ¿Conoces alguno?

Valora este artículo
(0 votos)
Malos jefes


  • El autoritario: Normalmente son personas a las que les gusta demostrar que son superiores frente a otras de menor poder o rango social, y siempre crean un clima laboral tenso para los empleados, en el que las buenas palabras y la motivación se pierden día tras día; a este tipo de jefes les interesa intimidar a sus subordinados para que estos hagan caso a sus órdenes. Un jefe autoritario no sabe qué es enseñar ni apoyar a sus colaboradores, y solo quiere sentir el poder en sus manos; realmente es un jefe que nadie quisiera tener.

  • El ausente: Para nadie es muy bueno tener al jefe en la espalda todos los días, pero tampoco es bueno llegar al otro extremo, es decir, un jefe ausente, que rara vez aparece en la oficina. Es obvio que todos en la compañía tienen sus responsabilidades; una de las del jefe es apoyar el proceso de sus empleados las veces que sea posible y necesario. Pero ocurre que a veces no tiene tiempo, y en muchas ocasiones tampoco el interés para corregir o felicitar; un jefe ausente es un jefe difícil de conocer.

  • El maleducado: Es aquel qué no sabe que significan las palabras o expresiones “hola”, “buenos días”, “buenas tardes”, “gracias”, entre muchas más; algunos jefes maleducados usan palabras ofensivas para hablar de los errores del equipo, hieren sentimientos, y en muchas ocasiones generan altos niveles de estrés en sus empleados. La mejor forma de llevar un jefe así es nunca perder la diplomacia y mantener el respeto, puesto que esta es la mejor forma de opacar las malas palabras.

  • El semi – dios: Es un jefe que cree que lo sabe todo y que tiene el mundo en sus manos; nunca entiende razones, lo que dice es así y lo asegura, y no deja espacios para la duda ni tampoco para que sus colaboradores compartan su opinión. Este tipo de jefe siempre cree que el mundo gira a su alrededor, y que todos deben hacer las cosas tal cual y como él dice: este es quizás uno de los jefes más difíciles de tratar.

  • El yo no fui: Este es el jefe que nunca tiene la culpa de lo malo; cuando se presentan proyectos, y estos son un éxito, él fue la persona encargada de realizarlos. Pero si los proyectos llegan a tener alguna falla, él no tuvo nada que ver, y asegura que fueron sus empleados; este tipo de jefe nunca acepta que se equivocó y busca culpables para él quedar como el bueno. Es bastante difícil trabajar con un jefe de este tipo, pues sus empleados nunca obtendrán felicitaciones, quizás solo llamados de atención.

Quizás en el área de RRHH nos hagamos esta pregunta:

¿Cómo evito este tipo de jefes? Pues es mucho más fácil de lo que se cree. Podemos comenzar a usar herramientas de evaluación que me muestren el estilo comportamental, como el DISC, o el tipo de liderazgo, como lo es Inteligencia Ejecutiva. Así de fácil nos libramos de dolores de cabeza y reducimos la rotación de personal a causa de los malos líderes.

Cuéntanos, ¿has tenido alguno de estos jefes? Queremos conocer tu experiencia.
Visto 450 veces