Idiomas Español Portugués
Suscríbete, ingresa tu email:
Lunes, 30 Enero 2017 17:10

¿Quieres ser el líder perfecto?

Valora este artículo
(0 votos)
Generalmente, cuando hablamos de un líder nos referimos a una persona ejemplar que es capaz de inspirar acciones de grandeza en quienes lo rodean.

La historia de la humanidad y nuestra realidad actual ha sido esculpida en numerosas ocasiones por personajes excepcionales y en ocasiones irreverentes, como lo son Mandela, Alejandro Magno, Martin Luther King, Margaret Thatcher, Gandhi, entre otros.

De igual modo, el mundo corporativo no está nada alejado de esta situación; al fin de cuentas una empresa no es más que una historia creada por alguien que inspiró a otras personas a seguir su sueño, y transformar sus vidas a través de él.

Pero te preguntarás… ¿qué los hace ser lo que son?

Pues bien, comprender lo que compone al líder perfecto implica diferenciar dos figuras típicas que encontramos en las organizaciones pero que a veces podemos confundirlas, estos son: el líder y el jefe.

El Líder

Es natural que encuentres personas que resaltan por su capacidad para innovar, movilizar ideas, ganar la confianza de los demás, cambiar el orden de ver las cosas, convirtiéndose en un ejemplo a seguir para muchos y guiando a todos hacia una visión.

El Jefe

Por el contrario, el jefe, en ocasiones no tan amado e incluso temido, destaca por su practicidad, buscando resultados incesantemente, simplemente ordenando el camino que todos deben seguir para alcanzar una meta concreta.

Cuando observas en detalle estos dos papeles, notarás que a cada uno le falta un poco del otro; es decir, de nada te sirve ser un visionario cuando no puedes aterrizar tus ideas en resultados concretos, pero de igual modo, es inútil tener el plan de ejecución perfecto cuando nadie cree en ti. La vida es un equilibrio constante, un análisis de contexto, e intentar comprender cómo funciona el mundo mirando un solo lado de la moneda puede causarte “ceguera”. Ten presente que figuras que mencionábamos al principio de este artículo, como Mandela o Thatcher, lograron encontrar el equilibrio perfecto para transformar sus visiones en realidades.

Empieza a transformarte en el líder perfecto:

    1) Innova cuanto puedas pero siempre planifica.
    2) Haz que los demás crean en ti pero indícales el camino exacto que deben seguir.
    3) Sigue tu instinto pero a la vez sé metódico y analítico.
    4) Sé afable e inspirador pero al mismo tiempo con un carácter de hierro.
    5) Reconoce y valora a quienes te rodean pero castígalos cuando sea lo correcto.
    6) Empodera a los demás pero dirígelos según sus capacidades.
    7) Recuerda que los éxitos son de todos, pero los errores son tuyos si eres tú quien ha marcado el camino.
    8) Haz que la gente te siga pero que a la vez te obedezca.
    9) Aconseja y orienta pero a la vez ordena.
    10) Sé justo pero estratégico.
    11) Escucha a los demás pero a la vez imponte cuando sea necesario.
    12) Habrá momentos de trabajo en equipo pero habrá ocasiones donde cada uno debe hacer aquello para lo que fue contratado.
    13) Gana el respeto de los demás, nunca su miedo.
    14) Comparte tu conocimiento, informa cuanto sea necesario, nunca más allá.
    15) Rompe todos los esquemas, pero consérvalos cuando sea el momento.
Visto 28 veces