Lunes, 30 Enero 2017 20:34

Lo que tu lenguaje corporal puede decir en el trabajo

Valora este artículo
(0 votos)
Lenguaje corporal

La impresión que nos deja una persona con solo mirarla es suficiente para emitir nuestros propios juicios.

Aunque en la mayoría de ocasiones no podríamos afirmar la razón verdadera por la cual una persona nos da una buena o mala impresión, nosotros podemos acercarte a los verdaderos motivos por los que esto sucede. Sabemos que el 95% de la comunicación es no verbal, es decir que se ve reflejada en gestos y movimientos corporales y faciales; este tipo de movimientos y posturas dicen mucho de nosotros a los demás, y claro influyen de manera importante en una primera impresión.

A continuación vas a conocer los diferentes movimientos y gestos que podemos usar a nuestro favor para proyectar la imagen que queremos mostrar de nosotros mismos:

  • Miradas: Las miradas directas a los ojos de las otras personas demuestran interés, pero es importante que no se sea así durante mucho tiempo porque podríamos parecer desafiantes. Por otro lado debemos evitar no mantener la mirada, pues eso le resta confiabilidad a nuestro discurso.

  • Sonrisas: Así como las sonrisas naturales son perfectas para iniciar una buena conversación, no hay nada peor que una sonrisa falsa; sonreír de manera forzada es clara señal de hipocresía.

  • Caminar: Este es uno de los movimientos más naturales y que más resaltan nuestra personalidad. Tener la cabeza erguida, con pasos firmes y normales, refleja seguridad en nosotros mismos. Hay que evitar subir mucho el mentón o bajar la cabeza, el primero muestra un intento de superioridad hacia los demás, y el otro refleja todo lo contrario: sumisión e inseguridad.

  • Estrechar la mano: Siempre es importante tener las manos limpias y secas cuando saludemos a alguien, no hay nada más incómodo que darle la mano a alguien que tiene las manos con cualquier sustancia extraña. Otro punto importante es estrechar las manos con seguridad y mirando a los ojos; para esto, debes usar solo una mano, colocar la segunda mano sobre la del interlocutor puede ser percibido como agresivo.

  • Posición de las manos: Es un gesto que puede apoyar o restarle confianza a nuestro discurso mientras hablamos con otra persona. Sentarse hacia adelante con las manos abiertas y ayudarnos con ellas durante la conversación, permite que podamos expresarnos mejor y añadirle carácter a nuestro discurso. Si las escondes, si no están bien presentadas o si las colocas hacia abajo, no te sorprendas si no generas confianza, si te perciben de manera poco agradable o si te restan poder de decisión.
Visto 1663 veces
Ocultar (X)

Suscríbete a nuestro Blog