Idiomas Español Portugués
Suscríbete, ingresa tu email:
Jueves, 01 Junio 2017 17:03

¿Cómo influye el trabajo en nuestro cerebro?

Valora este artículo
(0 votos)
El trabajo en nuestro cerebro

Aunque es posible predecir el éxito de nuestra gestión a partir de nuestras competencias, existen algunas variables físicas que no debemos pasar por alto.
Entre estas variables se encuentran algunos datos relacionados con nuestros cerebros que debemos conocer. Sabemos que el cerebro es unos de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, por lo que es importante tener en cuenta que se alimenta de glucosa, su principal fuente de energía, que junto con el oxígeno constituyen los elementos para un correcto funcionamiento cerebral. A partir de esta premisa, diferentes estudios han demostrado que no es posible mantener la concentración durante 8 horas seguidas porque nuestros niveles de energía se van desgastando a medida que hacemos tareas que requieren un gran esfuerzo mental.

La sección que más utiliza energía de nuestro cerebro es la corteza prefrontal, debido a que es la región del cerebro donde se centra gran parte de las actividades que requieren nuestra concentración como la capacidad de tomar decisiones, la resolución de problemas, y la creatividad; además es la última zona del cerebro que se desarrolló en nuestro proceso evolutivo. Sin embargo, las actividades de concentración no son las únicas que pueden acabar con la energía de esta zona, los altos niveles de estrés pueden consumir toda la energía de la corteza prefrontal.

No todos los tipos de tareas consumen el mismo nivel de energía; se ha demostrado que las tareas repetitivas suelen desarrollarse a partir de la zona más antigua del cerebro: los ganglios basales, los cuales requieren menos energía para funcionar. Estos se encuentran a los lados del tálamo, a la altura del lóbulo temporal.

Podemos deducir que entre las actividades que más consumen energía están: analizar, priorizar y planificar. Para nadie es un secreto que al final del día hay actividades que nos implican mayor esfuerzo y que al dejarlas para la mañana siguiente las desarrollamos con facilidad y en menor cantidad del tiempo. Por esta razón, lo recomendado es que utilices las primeras horas de la mañana para realizar aquellas actividades que impliquen usar la corteza prefrontal y en la tarde aquellas tareas repetitivas. Igualmente, cuando te sientas agotado mentalmente, es recomendable tomar una bebida azucarada o dar un paseo por una zona ajena a nuestra lugar de trabajo.
Visto 280 veces Modificado por última vez en Martes, 06 Junio 2017 15:18