Lunes, 30 Enero 2017 17:08

Basta de preocuparte si eres el candidato Indicado. Pregúntate primero si esa empresa es útil para tu vida.

Valora este artículo
(1 Voto)
Escoger un trabajo es algo que podríamos denominar como inevitable para casi todo el mundo.

Convertirte en un asalariado más resulta a veces la única salida que tienes para sobrevivir en un sistema económico cada día más agresivo, que mide incesantemente, y sin titubear, el valor que representas para los demás; es por esta razón que en ocasiones inviertes tu tiempo desarrollando habilidades que no son de tu agrado, solo para adornar una hoja de vida que te permita, con suerte, estar en el radar de alguna gran empresa que ojalá encuentre en ti un perfil competitivo que se adapta a las necesidades del negocio.

Hoy en día resulta casi habitual, y a la vez frustrante, observar cómo gran parte de las personas que se presentan a un proceso de selección comparten este tipo de pensamiento. Como candidatos, recurren generalmente a consejos de amigos cercanos para saber cómo responder una prueba psicotécnica o cómo contestar una entrevista de trabajo, sin preguntarse si la empresa a la cual se postulan es un lugar en donde quisieran estar.

Evidentemente, un proceso de selección evalúa las competencias que tienes y tu ajuste a los requerimientos de la vacante; pero tú debes procurar considerar siempre si esa vacante representa una oportunidad de crecimiento personal y profesional para ti; después de todo, invertirás más de 8 horas diarias en un lugar en el que, si no te sientes bien, estarás perdiendo tu tiempo de vida.

Cuando comiences un trabajo en una nueva compañía, asegúrate de que ellos te valoran por la persona que eres y deja de preocuparte por lo que pensarán de ti. El mejor consejo que puedes obtener para presentar una entrevista y/o prueba psicotécnica es ser tú mismo; no tiene sentido iniciar una relación con alguien que no valora quién eres; por el contrario, cuando encuentras una compañía en la que puedes realmente aportar por quien eres, no sólo crecerás como persona sino que encontrarás que los demás valorarán lo que eres y te apoyarán para que logres ser cada día mejor.

Recuerda que no eres sólo un candidato. Eres una persona valiosa que está a punto de invertir su tiempo en la construcción de un sueño que inició un día cuando una persona decidió crear una empresa y ahora ha decidido que tú seras parte de esa historia. Y tú… ¿en qué historia quieres invertir tu tiempo de vida?
Visto 1421 veces
Ocultar (X)

Suscríbete a nuestro Blog