Suscríbete, ingresa tu email:
Lunes, 30 Enero 2017 17:20

Basta de excusas, conoce cómo aprovechar tu tiempo de vida

Valora este artículo
(0 votos)
Perder el tiempo

Cuando nos encontramos en un trabajo que hacemos solo por cumplir es hora de replantearnos cómo usamos nuetro tiempo.

Si comúnmente gastas gran parte de tu tiempo en hábitos poco productivos (como ir varias veces por una taza de café, buscar espacios de socialización laboral en exceso, divagar en sitios webs o asistir a reuniones sin saber siquiera el objetivo), tal vez estés escapando de manera inconsciente de una realidad laboral vacía, debido a que no tienes claro el objetivo de tu rol en la empresa, o tal vez debido a que ni siquiera sabes la razón por la estás en tu trabajo actual, o cómo éste contribuye a tu crecimiento personal. De ser así, es necesario que comiences aplicar una metodología de cambio a tu vida, ya que no querrás llevar una rutina sin sentido en la que solo acumulas dinero para luego gastarlo en llenar un inexplicable vacio.
"No se trata de cuánto tiempo estás en la oficina, sino de la efectividad con que realizas cada acción". Tweet: No se trata de cuánto tiempo estás en la oficina, sino de la efectividad con que realizas cada acción http://ctt.ec/u9WaT+ @PsigmaCorp


La verdad es que los esquemas laborales de regulación por tiempo resultan hoy en día algo obsoletos, y no tiene sentido que te unas al mismo juego de “cumplir”; no se trata de cuánto tiempo estás en la oficina, sino de la efectividad con que realizas cada acción, de tal modo que logres impactar significativamente en los objetivos que busca la organización, y sobre todo lograr un valor significativo a nivel personal, pues al fin de cuentas es tu vida la que estás invirtiendo.

Un método práctico para dar más sentido a tu camino


El tiempo es oro, pero lo son aún más los momentos que vives cada segundo, ya que estos son los que hacen valiosa tu vida. En ocasiones, planear es una actividad fundamental, pero cuando postergas tus deberes, o simplemente no los ejecutas, no obtienes nada; debes ser consciente que los cambios se realizan segundo a segundo. Por esta razón, puedes aplicar un método práctico conocido como Kaizen, el cual viene de Kai (Cambio) y Zen (Bueno). Este método fue utilizado por Japón después de perder la Segunda Guerra Mundial para garantizar el éxito de sus sistemas de calidad en el ámbito empresarial, convirtiéndose ésta en una de las razones por las que es país ha alcanzado una posición privilegiada en la actualidad en términos de competitividad; nuestra invitación hoy es simplemente a que lo apliques a tu vida diaria para transformar tu desempeño y desarrollar tu potencial.

¿Pero qué es Kaizen?

Kai Zen
Kaizen


Básicamente Kaizen es un método de mejoramiento continuo, en el que la diferencia la haces al ser constante, enfocando tu tiempo sobre la base clara de lo que deseas construir en tu vida; notarás que invirtiendo en este método tan solo 10 minutos todos los días, puedes cambiar los resultados que estás obteniendo. Inicialmente aplicarás y modificarás pequeñas rutinas, pero con el tiempo, y sobre todo con disciplina y compromiso, lograrás enfocar casi la totalidad de tu tiempo diario en construir lo que quieres vivir.

Para aplicarlo sigue estos sencillos pasos:

1) Conócete a ti mismo: tener la capacidad de identificar tus habilidades naturales es supremamente importante. Las personas que lográn alcanzar un desempeño superior en las actividades que realizan, y sobre todo que se sienten a gusto en ello, conocen la estructura de su Talento Natural, es decir aquello para lo que han sido diseñados.

2) Imagina: Einstein solía decir que la imaginación es más importante que el mismo conocimiento, así que una vez que conoces tus fortalezas naturales debes proyectar hasta dónde quieres llevarlas. Piensa en grande, imagina hasta dónde deseas llegar y en quién deseas convertirte.

3) Evalúa: es importante que logres dar un vistazo a tu rutina diaria y que evalúes todos aquellos comportamientos que no están alineados con tus metas. Podrás encontrar algunos hábitos que no te aportan nada pero que devoran tu tiempo y por el contrario alimentan una sensación de “sin sentido” a tu vida.

4) Organiza: los grandes cambios se realizan en pasos pequeños, por lo que debes modificar tu rutina gradualmente y de manera constante. No pretendas transformar todo radicalmente ya que puedes frustrarte; la disciplina es algo que se construye con el tiempo y que no es fácil de adquirir.

5) Ejecuta: cumple lo que te prometes a ti mismo y no aplaces tus metas bajo ninguna circunstancia; desde aprender un idioma, realizar ejercicio o dominar un nuevo conocimiento, todos estos objetivos implican constancia.

6) Acepta: probablemente te resulte difícil iniciar y te equivoques varias veces; por ellos debes aceptar y no castigarte por cometer errores, pues lo más importante es siempre continuar construyendo tu camino.

7) Crece: empieza a extender tus hábitos a nuevos espacios, abre un camino para realizar tus metas, demuestra quién eres, y busca lo que deseas conseguir. Para muchas personas, el trabajo puede ser un tiempo muerto, pero la verdad es que dichas personas gastan más de la mitad de su vida en sus trabajos, así que este espacio debe estar inevitablemente enfocado cada segundo en aportarte en tu crecimiento.

8) Mantén el equilibrio: debes ser lo suficientemente estricto como para tener espacios de descanso; ante todo eres humano y debes garantizar un equilibrio en tu vida, ya que al final todo esto lo haces es para ser feliz. Desempeñarte mejor, crecer en todos tus ámbitos y transformar tus resultados son cosas que tienen sentido si con ellas logras sentirte bien.

No somos responsables de dónde venimos pero si hacia dónde vamos. Te invitamos a conocer tu talento natural y transformar la manera en como lo aplicas día a día, teniendo siempre presente que lo más importante eres tú.
Visto 280 veces