Idiomas Español Portugués
Suscríbete, ingresa tu email:
Lunes, 30 Enero 2017 17:34

5 formas de arruinar el clima laboral

Valora este artículo
(0 votos)
Arruinar clima laboral

Es muy sencillo generar un mal clima laboral que afecte a la productividad de una compañía, conoce que no debes hacer para evitarlo.

A veces las organizaciones olvidan que trabajan con personas que tienen sueños, metas, una familia, y que además se levantan cada día con el propósito de mejorar su calidad de vida. Cuando esto pasa, lo más común es que las personas se enfrenten a un clima laboral adverso.

Entre las consecuencias de un mal clima existen dos que son las que más afectan la productividad de una organización: por un lado, que no se retenga ni se atraiga talento, y por otro, que la satisfacción del cliente empiece a tener número bajos. Es muy fácil arruinar un clima laboral cuando no se gestionan correctamente las personas; entre los errores más comunes, queremos mencionar 5, los cuales pueden ocasionar verdaderos desastres dentro de una organización:

  1. Cliente antes que colaborador: El cliente es vital para la rentabilidad de una compañía, eso es innegable, pero no es el único foco de atención. ¿Cómo puede un colaborador transmitir correctamente los mensajes de la compañía a un cliente si él mismo no cree en ella? Anteponer las necesidades de los clientes constantemente a las de los colaboradores genera falta de compromiso e identidad con la compañía.

  2. Desinformación total: Las compañías están hechas de personas, quienes deben estar alineadas a los objetivos de la organización, lo cual solo se logra si dichas personas están informadas de lo que sucede al interior, de cuáles son las proyecciones y los planes a realizar, y por supuesto de cómo su rol impacta estos objetivos. No hay nada más gratificante que sentirse parte de una compañía y saber que se están haciendo bien las cosas.

  3. Buenos talentos mal remunerados: Uno de los aspectos claves de la gestión de RRHH es conseguir el talento exacto para nuestra compañía. Pero eso no es suficiente, ya que si alguien es bueno, es necesario retribuir está labor de la manera que lo merece; lo anterior resulta beneficioso para las dos partes, además de retener el mejor talento y lograr atraer nuevo.

  4. Líderes que no generan empatía: La camaradería no es solo una forma de hacer agradable un espacio de trabajo, sino una táctica eficaz para acercarse a los colaboradores e impulsarlos a mejorar su desempeño. Es además una buena forma para comunicar los objetivos y alinear los equipos. Un líder alejado de su grupo sencillamente no es un líder.

  5. Espacios de trabajo que no ayudan a la productividad: Contar con las herramientas correctas, en buen estado, y actualizadas, es vital para no poner obstáculos a la productividad de una compañía; de nada te sirve tener el mejor talento si este no puede desempeñarse. Si este es tu caso, estás añadiendo una cuota de estrés innecesaria dentro de tu organización.
Visto 254 veces